Blog Latino

Las últimas novedades sobre el ministerio y misión de la ELCA

Están resueltas comunidades de la ELCA en ser hospitalarias

Posted on Mayo 28, 2010 by noticias

CHICAGO (ELCA) – Un grupo de personas luteranas en Galena, Illinois, se congrega en un hotellocal. Otro grupo en Elk River, Minnesota, se reúne en una escuela primaria. A pesar de estar en ubicaciones separadas, ambos grupos tienen algo en común: dejaron sus congregaciones principales para iniciar congregaciones nuevas en la Iglesia Evangélica Luterana en América (ELCA).

A principios de este año, miembros de la Iglesia Luterana Central, en Elk River, Minnesota, votaron a favor de concluir su relación con la ELCA, pero algunos miembros de esa congregación buscaron permanecer dentro de la ELCA y han iniciado su propia comunidad de adoración.

“Por ahora, nos llamamos Elk River Lutheran. Podríamos tener un cambio de nombre, pero teníamos que hacer algo rápido. La gente empezó a abandonar Central”, explicó Richard Spyhalski, presidente del comité asesor de Elk River Lutheran.

En marzo del 2010, la unidad del programa de Alcance Evangélico y Misión Congregacional de la ELCA afirmó a Elk River Lutheran como una “nueva misión” en la ELCA.

“Elk River es una congregación en desarrollo”, señaló la Revda. Susan E. Tjornehoi, directora para misiones evangélicas del Sínodo del Área de Minneapolis de la ELCA.

Tjornehoi dijo que los miembros de Elk River son apasionados respecto a su misión y ministerio. “Han pasado de no tener un lugar a llenarlo por completo. La profundidad de su alegría, sus lágrimas de felicidad y el ser el pueblo de Dios les ha liberado para congregarse como comunidad, (emprender) un ministerio e identificarse con la ELCA”.

Elk River Lutheran “tiene la intención de ser una congregación de servicio completo de la ELCA”, afirmó Spyhalski. “Para empezar”, la membresía de la comunidad comprometió el 10 por ciento del presupuesto de Elk River para apoyar a los ministerios de la ELCA, anunció Spyhalski. “Somos muy leales a la marca”.

Spyhalski dijo que se incorporó a Central Lutheran en el 2007, y quedó desilusionado con la congregación. “Central había suspendido ciertos ministerios como la escuela dominical, o había iniciado otras cosas, lo cual había causado que la gente abandonara la congregación”, indicó.

“Para mí, la gota que derramó el vaso fue la respuesta de la congregación a las decisiones de la Asamblea Nacional del 2009 de la ELCA”, aseveró Spyhalski.

La asamblea adoptó una declaración social sobre la sexualidad humana y llamó a realizar correcciones a los documentos de políticas del ministerio, para permitir que las personas luteranas elegibles en relaciones públicamente responsables, monógamas y de por vida con personas del mismo sexo funjan como miembros del clero y líderes laicos profesionales de la ELCA. El Consejo Eclesial de la ELCA adoptó las correcciones a los documentos de políticas del ministerio, el 10 de abril.

Hasta la fecha, menos del 2 por ciento de las 10,396 congregaciones de la ELCA han abandonado oficialmente la denominación, principalmente a raíz de las acciones de la asamblea.

Central puso fin a su afiliación con la ELCA cuando se incorporó a las Congregaciones Luteranas en Misión para Cristo (LCMC, por sus siglas en inglés), en enero.

Los miembros de Central votaron en el 2001 para retirar el 90 por ciento de su benevolencia al Sínodo del Área de Minneapolis y a la organización eclesial de la ELCA como una protesta a “Llamados a una Misión Común”, el acuerdo de comunión plena entre la ELCA y la Iglesia Episcopal. También ese año, la congregación se unió a WordAlone, organización sin fines de lucro con sede en Minnesota.

“Las acciones de la asamblea (del 2009 de la ELCA) fueron la gota que derramó el vaso”, dijo el Revdo. Paul S. Johansson, pastor de Central Lutheran. La membresía de Central deseaba que las políticas del ministerio de la ELCA permanecieran sin cambio.

La membresía de la nueva Elk River es “un buen grupo de personas, que estaban ideológicamente opuestas a la voluntad de la mayoría de Central Lutheran”, apuntó Johansson, y agregó que los miembros de Central recolectaron una ofrenda para apoyar a Elk River Lutheran.

“Estamos tratando de cuidar de la gente que permanece firme con la ELCA”, manifestó el Revdo. Craig E. Johnson, Obispo del Sínodo del Área de Minneapolis de la ELCA.

Para los participantes de Elk River Lutheran, “esto es lo último que quieren hacer, empezar una iglesia nueva, por el trabajo arduo que han realizado para apoyar a su congregación local”, comentó Johnson. “Es una historia triste. Hay una vida nueva pero mucho dolor detrás de ella. Éstas son personas muy valientes quienes están emocionadas por su nueva iglesia”.

Elk River Lutheran “desea ser una congregación con los brazos abiertos”, expresó Spyhalski. “Los participantes disfrutan la adoración porque es alegre”, afirmó, y agregó que la participación ha aumentado de 85 participantes a más de 280, en el Domingo de Resurrección.

Lo mismo se aplica a la membresía de Lord of Love Lutheran, una comunidad de adoración en Galena, Illinois.

“Deseamos ser una congregación con los brazos abiertos”, declaró Nancy Peterson, presidenta del comité de dirección de Lord of Love. “Estamos desarrollando ministerios para tenderle la mano a la gente que no pertenece a una iglesia o que ha sido privada de una iglesia”, señaló. “Queremos ser una congregación acogedora, y no intentamos ser algo más que eso”.

El programa de Alcance Evangélico y Misión Congregacional de la ELCA afirmó a Lord of Love como una nueva misión en la ELCA, en marzo del 2010.

Lord of Love se formó el otoño pasado cuando un grupo de miembros de la iglesia Luterana St. Matthew, en Galena, abandonó su iglesia a raíz de diferencias y la posibilidad de que la congregación abandonara la ELCA, de acuerdo con Peterson.

St. Matthew sigue siendo una congregación de la ELCA.

El potencial de abandonar la ELCA era un problema para algunos de nosotros, dijo Peterson. “Esto causó una división en la congregación, y algunos salimos de St. Matthew”, explicó.

Lord of Love “se ha vuelto mucho más involucrada con la misión y el ministerio de la ELCA, lo cual no sucedía como miembros de St. Matthew, pues nos enterábamos de muy poco sobre el ministerio de la iglesia en general”, indicó Peterson.

“Nosotros, como la comunidad de adoración (de Lord of Love), deseamos estar más alineados con la ELCA en todo su amor y sus ministerios”, comentó.

El Revdo. Frederick W. E. Baltz, pastor de St. Matthew, llamó a la salida de los miembros “irónica, porque algunos de los que se fueron dijeron que St. Matthew era hospitalaria. Creemos que tenemos y siempre hemos tenido los brazos abiertos para recibir a la gente”. Baltz alguna vez fungió como vicepresidente del consejo de directores de WordAlone.

La membresía de St. Matthew está creciendo, aseguró Baltz. “Algunos de nuestros miembros potenciales han dicho que recibimos a todos con los brazos abiertos, en particular a la comunidad gay y lesbiana. Creemos que la Biblia tiene cosas qué decir sobre los estilos de vida y lo que Dios aprueba. Recibimos a todos con los brazos abiertos, aunque no diría que vemos todos los estilos de vida con buenos ojos”, comentó.

“Nuestra congregación no ha llevado a cabo una votación formal para abandonar la ELCA”, reveló Baltz. “Tuvimos pláticas en grupos pequeños después de la asamblea, y el consenso fue que no tomaríamos acciones para salir de la ELCA en este momento”.

En el Sínodo del Norte de Illinois de la ELCA, existen cinco comunidades de adoración autorizadas, dijo el Revdo. Gary M. Wollersheim, Obispo del sínodo. Las comunidades de adoración están autorizadas por los sínodos de la ELCA para responder a la necesidad de contar con una comunidad religiosa luterana local.

“El consejo de nuestro sínodo estableció la meta de apoyar a quienes desean permanecer en la ELCA mientras sus congregaciones están en proceso de irse”, precisó.

Establecer una comunidad de adoración es una manera de ofrecer un lugar para los luteranos que desean permanecer en la iglesia, aseveró Wollersheim. Una comunidad de adoración “les brinda la oportunidad de adorar, orar y contar con un apoyo mutuo mientras determinan lo que Dios les está llamando a hacer y ser en el futuro”, indicó. Algunas de las comunidades de adoración se podrían convertir en “el inicio de nuevas misiones, lo cual es muy emocionante”.

Wollersheim afirmó que Lord of Love está “muy comprometida a ser una comunidad hospitalaria y acogedora para todas las personas”. Dijo que alrededor de la mitad de la comunidad de adoración proviene no sólo de St. Matthew, sino del vecindario, en particular, gente que no ha participado en la iglesia, y vecinos gays y lesbianas que no han estado activos en una iglesia.

Wollersheim informó que la asistencia en las comunidades de adoración autorizadas por el sínodo promedian entre 40 y 60 participantes todos los domingos, y se congregan en lugares que van desde el comedor de una fábrica hasta un hotel, una escuela o un hogar.

Información sobre el Sínodo del Área de Minneapolis de la ELCA se encuentra en http://www.mpls-synod.org y del Sínodo del Norte de Illinois de la ELCA en http://www.nlsynod.org en internet. Información acerca de los Ministerios de Alcance Evangélico y Misión Congregacional de la ELCA se encuentra en http://www.ELCA.org/eocm en el sitio web de la ELCA.

Para información acerca de noticias, favor de comunicarse con:

Melissa Ramírez-Cooper, directora adjunta de noticias,  (773) 380-2956; John Brooks, director de noticias,  (773) 380-2958; o por correo electrónico a: news@elca.org

http://www.elca.org/news

Twitter: http://twitter.com/elcanews

Comments are closed.