Blog Latino

Las últimas novedades sobre el ministerio y misión de la ELCA

ELCA y luteranos haitianos son “pueblo de la resurrección”, dice obispo presidente

Posted on Abril 1, 2011 by noticias

ITASCA, Ill. (ELCA) — Los miembros de la Iglesia Evangélica Luterana en América (ELCA por sus siglas en inglés) y de la Iglesia Evangélica Luterana de Haití son el “pueblo de la resurrección” de Jesucristo, dijo el reverendo Mark S. Hanson, obispo presidente de la ELCA, en un informe del 5 de marzo ante la Conferencia de Obispos de la ELCA.
Hanson visitó Haití el 21 y 22 de febrero y su anfitrión fue el reverendo Joseph Livenson Lauvanus, presidente de la Iglesia Evangélica Luterana de Haití.
La Conferencia de Obispos de la ELCA celebró su asamblea de primavera en Itasca entre el 3 y el 8 de marzo. La conferencia está integrada por los 65 obispos sinodales de la iglesia más el obispo presidente de la ELCA y el secretario de la ELCA.
Mientras se encontraba en Haití, Hanson visitó varios proyectos respaldados por la ELCA y mantuvo conversaciones sobre el futuro de la nación caribeña. Los miembros de la ELCA donaron más de $12.6 millones de dólares para las obras de ayuda humanitaria y desarrollo en Haití tras el devastador terremoto de enero de 2010.  La información sobre la visita del obispo presidente a Haití se encuentra en http://www.ELCA.org/News/Releases.asp?a=4720 en el sitio en Internet de la ELCA.
Durante la visita, Lauvanus le dijo a Hanson: “No vamos a ser definidos por los escombros sino por la restauración, porque somos un pueblo de la resurrección”.
“Esa declaración desafiante, esa proclamación del Evangelio se me vino a la mente una y otra vez mientras pasabamos sobre los escombros”, dijo Hanson a la conferencia. Mencionó específicamente varios proyectos financiados por la ELCA y que se están desarrollando en Haití, como la formación de equipos comunitarios de salud que estabilizan a las personas que sufren del cólera, las transportan a los hospitales y ayudan a desinfectar sus hogares; la reconstrucción de la Iglesia Luterana de la Redención, Carrefour, que fue dañada por el terremoto y que Hanson dice que es ahora “una comunidad de fe que se ha recuperado y que crece en adoración”; un proyecto para proporcionar gallinas ponedoras a los haitianos con lo que contribuir a generar ingresos, y un centro de capacitación vocacional a construirse a partir del armazón de una antigua fábrica de azúcar.
Hanson aseguró que el pueblo de la ELCA es “un pueblo de la resurrección” al acompañar a los miembros de la Iglesia Evangélica Luterana de Haití.
En referencia a la Asamblea de la Organización Nacional de 2011, a celebrarse en agosto, el obispo presidente de la ELCA dijo que el tema será “Freed in Christ to Serve” (Liberados en Cristo para Servir).
“‘Liberados en Cristo para Servir’ es más que un tema para la asamblea. Expresa la base de nuestra fe. Nuestra libertad es la obra de Dios ya cumplida por medio de la muerte y resurrección de Cristo”, explicó.
Los miembros de la ELCA, dijo Hanson, son “‘Liberados en Cristo’ para unirse los unos con los otros por medio de las aguas del bautismo, trabajando para hacer visible nuestra unidad en Cristo, sirviendo juntos la propia verdad evangélica por medio de la cual se produce esa liberación, sirviendo juntos a nuestro prójimo, cuidando juntos de la creación de Dios”.
En comentarios sobre el reciente lanzamiento de la propuesta de pronunciamiento social, Genetics, Faith and Responsibility (Genética, fe y responsabilidad), Hanson aseguró que los miembros de la ELCA “están llamados a vivir en esas intersecciones donde se encuentran la fe y la vida”. Casi la mitad de las 10,000 congregaciones de la ELCA se encuentran en zonas rurales o en comunidades de menos de 10,000 personas, dijo. Los granjeros viven sus vocaciones alimentando a un mundo con hambre, cuidando la creación de Dios y proveyéndoles a sus propias familias y comunidades, explicó Hanson.
“También sabemos que el fantástico crecimiento en conocimiento científico, tecnología y maquinaria ha cambiado drásticamente la agricultura. Los esfuerzos colectivos de las ciencias de la genética y de las nuevas tecnologías han generado enormes beneficios y perspectivas de futuro, pero también sabemos que son fuente de un gran riesgo y ambigüedad”, dijo Hanson a los obispos. “¿No es maravilloso que, como personas de fe ‘Liberadas en Cristo para Servir’, podamos reunirnos como iglesia, no para decirles a los granjeros cómo trabajar la tierra, no para decirles a los científicos cómo hacer sus investigaciones, sino como mayordomos innovadores, llamados a laborar por la prosperidad de la vida, para que juntos podamos hacer esas preguntas morales inquisitivas?”
Los obispos examinaron el pronunciamiento social y enviarán sus comentarios al Consejo Eclesial de la ELCA, que se reúne el próximo mes.  El consejo también examinará la propuesta de pronunciamiento social y la remitirá a la Asamblea General de la ELCA de agosto para que se tome una decisión.
Hanson dio las gracias a los obispos por la forma en que “mantienen la centralidad del Evangelio” y dio las gracias al personal de la organización nacional durante un periodo de transición hacia una nueva estructura de la iglesia.
Los obispos también escucharon otros informes de funcionarios de la organización nacional de la ELCA.
Christina Jackson-Skelton, tesorera de la ELCA, dijo que las cifras financieras preliminares, sin auditar, mostraban que la organización registraba unos ingresos operativos netos de $2.6 millones de dólares para el año fiscal que concluyó el 31 de enero. Los ingresos operativos corrientes fueron de $66.8 millones de dólares, con $64.2 millones de dólares en gastos, informó. La mayoría de esos ingresos procede de fondos de apoyo a la misión enviados por las congregaciones a la organización nacional por medio de los sínodos. El apoyo a la misión para 2010 fue de $52.6 millones de dólares, $1.6 millones más que el presupuesto revisado, informó. El otoño pasado, el Consejo Eclesial de la ELCA redujo la previsión para el apoyo a la misión y la autorización de gastos en base a las proyecciones.
Jackson-Skelton dijo que los miembros donaron $17.7 millones de dólares con destino al Programa de la ELCA para Aliviar el Hambre Mundial en 2010, frente a un presupuesto de $18.7 millones de dólares. Aunque las donaciones al Programa para Aliviar el Hambre Mundial estuvieron por debajo de las expectativas durante gran parte del año, un último trimestre de gran fuerza ayudó a la ELCA a cumplir la mayor parte de sus compromisos con aquellos de sus asociados que dependen de los fondos de subvención del Programa para Aliviar el Hambre Mundial, informó.
Aunque reconoció que los últimos dos años han sido una fuente de importantes retos financieros, Jackson-Skelton aseguró que la organización nacional “se encuentra en una muy buena posición para 2011″. Jackson-Skelton dijo tener confianza en el plan presupuestario para 2011, agregando que la organización nacional no espera realizar recortes en el plan presupuestario aprobado en noviembre del año pasado por el Consejo Eclesial de la ELCA, ni tampoco implementar un plan de reducción de gastos.
David D. Swartling, secretario de la ELCA, informó que a la fecha del 1 de febrero de este año, 374 congregaciones, aproximadamente el 3.7 por ciento de todas las congregaciones de la ELCA, han completado el proceso de exigencia constitucional para abandonar la denominación desde agosto de 2009. Esas congregaciones representa a aproximadamente 196,000 miembros bautizados.
De agosto de 2009 al presente, la organización nacional de la ELCA también ha aprobado el arranque de 70 congregaciones nuevas. De las aprobadas, 61 cuentan con un desarrollador de misión y están consolidando sus ministerios, de acuerdo a la Misión Congregacional y Sinodal de la ELCA. Más de la mitad de los nuevas misiones sirven a congregaciones nacionales africanas, afroamericanas, nativas americanas, isleñas de la cuenca Asia/Pacífico, latinas y multiculturales.

Sobre la Iglesia Evangélica Luterana en América (ELCA)

La ELCA es una de las mayores denominaciones cristianas en Estados Unidos, con aproximadamente 4.5 millones de miembros en más de 10,000 congregaciones repartidas por los 50 estados y en la región del Caribe. Conocida como la iglesia de “La obra de Dios. Nuestras manos”, la ELCA enfatiza la gracia salvadora de Dios por medio de la fe en Jesucristo, la unidad entre el pueblo cristiano y el servicio en el mundo. Las raíces de la ELCA se encuentran en los escritos de Martín Lutero,  reformador alemán de la iglesia.

 

Para información sobre noticias comuníquese con:
John Brooks, (773) 380-2958, news@elca.org
http://www.elca.org/news
Facebook: http://www.facebook.com/elcanews
Twitter: http://twitter.com/elcanews

Twitter en español: http://twitter.com/notiluteranas

 

 

ELCA inicia respuesta a terremoto y maremoto en el Pacífico

Posted on Marzo 12, 2011 by noticias

CHICAGO (ELCA) — La Iglesia Evangélica Luterana en América (ELCA por sus siglas en inglés) está dando respuesta a un enorme terremoto y maremoto que el 11 de marzo provocó una considerable pérdida de vidas humanas y propiedades en Japón. El temblor registró su epicentro cerca de la ciudad de Sendai, en el centro norte de Japón, con una población de 1 millón de habitantes.
Según informes en los medios de comunicación, han muerto cientos de personas y cientos más se encuentran desaparecidas. Olas de hasta siete pies de altura, provocadas por el maremoto, llegaron a Hawái aunque no existen informes de daños importantes en ese archipiélago.
La ELCA cuenta con 22 misioneros que prestan sus servicios en Japón, los cuales trabajan en asociación con la Iglesia Evangélica Luterana en Japón. Muchos de los misioneros de la ELCA en Japón han comunicado que se encuentran a salvo, manifestó el reverendo Y. Franklin Ishida, director de programas de la ELCA para la Oficina Continental Asia-Pacífico.
Ishida, quien se encuentra asistiendo a una conferencia en Malasia, explicó en un correo electrónico que se encontraba sentado al lado del reverendo Sumiyuki Watanabe, presidente de la Iglesia Evangélica Luterana en Japón, cuando llegaron las noticias del terremoto y maremoto. Externó que el “primer pensamiento (de Watanabe) fue para la Iglesia Luterana de Sendai”, pero no hubo una comunicación inmediata debido a los apagones de luz y las interrupciones en el servicio de telefonía celular en la zona.
De acuerdo a Ishida, la ELCA cuenta con misioneros que están prestando sus servicios en un seminario cristiano en Tokio y con pastores que están sirviendo a una congregación luterana también en Tokio. Los misioneros de la ELCA prestan sus servicios en la isla meridional de Kyushu, proporcionando servicios parroquiales y de capellanía, así como de enseñanza en la Universidad Luterana de Kyushu.
La Iglesia Evangélica Luterana en Japón opera escuelas y otros programas que proporcionan enseñanza del idioma inglés como parte del ministerio de la iglesia. Hay 10 misioneros de la ELCA que prestan sus servicios en el programa “J3″ de la iglesia local, para enseñar inglés y servir en las congregaciones locales, dijo Ishida. “J3″ hace referencia al compromiso de tres años del programa.
Abundó que cinco de los misioneros J3 se encontraban en Tokio cuando el terremoto y maremoto dejó sentir sus efectos.
“En la primera hora recibimos solicitudes de oración de nuestras iglesias asociadas. Si desean solidarizarse con ellas por medio de su apoyo financiero, les animo a donar por medio de la Respuesta de la ELCA ante Desastres. Los donativos designados para el fondo destinado al Terremoto y Maremoto del Pacífico se utilizarán completamente —el 100 por ciento— para la respuesta a este desastre”, aseguró el reverendo Daniel Rift, director del Programa de la ELCA para Aliviar el Hambre Mundial y de Respuesta ante Desastres.

Las contribuciones en forma de donativos financieros para el Terremoto y Maremoto del Pacífico se pueden realizar por medio del sitio en Internet de la ELCA. Los donativos por medio de tarjeta de crédito se pueden realizar llamando al 1-800-638-3522. Los donativos designados para el Terremoto y Maremoto del Pacífico también se pueden enviar a: Respuesta de la ELCA ante Desastres, 39330 Treasury Center, Chicago, IL 60694-9300.

También se pueden enviar donativos a la Respuesta de la ELCA ante Desastres destinados a donde mayor sea la necesidad, haciendo posible que la ELCA responda donde más se necesite la ayuda en todo el mundo y en EE.UU.

La información sobre la Iglesia Evangélica Luterana en Japón se encuentra en http://www.ELCA.org/japan, en el sitio en Internet de la ELCA.

Sobre la Iglesia Evangélica Luterana en América (ELCA por sus siglas en inglés)

La ELCA es una de las mayores denominaciones cristianas en Estados Unidos, con aproximadamente 4.5 millones de miembros en más de 10,000 congregaciones repartidas por los 50 estados y en la región del Caribe. Conocida como la iglesia de “La obra de Dios. Nuestras manos”, la ELCA enfatiza la gracia salvadora de Dios por medio de la fe en Jesucristo, la unidad entre el pueblo cristiano y el servicio en el mundo. Las raíces de la ELCA se encuentran en los escritos de Martín Lutero,  reformador alemán de la iglesia.

 

Para información sobre noticias comuníquese con:
John Brooks, (773) 380-2958, news@elca.org
http://www.elca.org/news
Facebook: http://www.facebook.com/elcanews
Twitter: http://twitter.com/elcanews

Twitter en español: http://twitter.com/notiluteranas

 

Mensaje Navideño 2010 del Obispo Presidente Mark Hanson

Posted on Diciembre 2, 2010 by noticias

¡Qué hermosos son, sobre los montes, los pies del que trae buenas nuevas; del que proclama la paz, del que anuncia buenas noticias, del que proclama la salvación, del que dice a Sión: “Tu Dios reina”! Isaías 52:7.

Cuando nació Jesús, mensajeros celestiales alteraron la paz de la noche en (el cielo de) Judea para cantar alegremente y proclamar que “Hoy les ha nacido en la ciudad de David un Salvador, que es Cristo el Señor”. ¡Buenas noticias llenas de gran júbilo! Los humildes pastores fueron entonces los primeros y más entusiastas heraldos de la llegada del Salvador prometido, y hoy la alegría por el nacimiento de Jesús llena cada espacio de esta temporada.

Es cierto, a veces en el Estados Unidos moderno la algarabía comercial y cultural de la temporada parece ahogar el canto de los ángeles y las jubilosas nuevas de los pastores. Pero el majestuoso mensaje de la salvación de Dios no puede ser silenciado. Algunos lamentan en voz alta que el mundo no desea escuchar el mensaje del Evangelio, pero en esta temporada muchas personas son las que nos llaman a unirnos a ellas. “Cristianos y cristianas, canten con nosotros. Vengan con sus cantos de Navidad, de Jesús”. Quizá unos cuantos quieran callarlos, así como hubo quienes después trataron de silenciar a Jesús y su mensaje sobre la asombrosa y revolucionaria misericordia de Dios, incluso hasta recurrir a la crucifixión.

Si es así, entonces esa es aún mayor razón para participar de la conmoción y algarabía, para olvidarse de las inhibiciones, para unirse al canto de los ángeles y al estallido de alegría desinhibida de los pastores: ¡Ha nacido Jesús, el Salvador!

¡Escucha! Tus centinelas alzan la voz, y juntos gritan de alegría, porque “ven ¡ahí viene tu Salvador”! Isaías 52:8; 62:11.

Mark S. Hanson

Obispo Presidente

Iglesia Evangélica Luterana en América

Para información sobre noticias, comuníquese con:

John Brooks, Director (773) 380-2958 o escriba un mensaje de correo electrónico a: news@elca.org

http://www.elca.org/news

Facebook: http://www.facebook.com/elcanews

Twitter: http://twitter.com/elcanews

Twitter en español: http://twitter.com/notiluteranas

ELCA contribuye con $75,000 a la ayuda para Haití por el huracán y para la prevención del cólera

Posted on Noviembre 12, 2010 by noticias

CHICAGO (ELCA) — La Iglesia Evangélica Luterana en América (ELCA por sus siglas en inglés) se ha comprometido a entregar $50,000 dólares en fondos para desastres internacionales a la Federación Luterana Mundial para que los use en necesidades inmediatas en Haití tras el paso del Huracán Tomás. También contribuyó con $25,000 dólares del Fondo de la ELCA para el Terremoto en Haití para fines de prevención del cólera, que es el resultado de las deficientes condiciones de vida que sufren los supervivientes del terremoto.

Aproximadamente 1.3 millones de personas en Haití todavía viven en carpas o bajo lonas de plástico. Ellos son los desplazados por el terremoto de enero de 2010 que destruyó comunidades enteras en la parte occidental del país y dejó a su paso más de 230,000 muertos.

El Departamento Haitiano de Protección Civil informó el 8 de noviembre que el Huracán Tomás dejó 20 muertos y al menos 36 lesionados, además de siete desaparecidos. Casi 32,000 personas buscaron protegerse de la tormenta en refugios temporales como escuelas, iglesias y edificios públicos.

Los daños más graves parecen haberse dado en el suroeste de Haití, donde la Federación Luterana Mundial-Haití informó que la totalidad de la costa de Grand’Anse, uno de los 10 distritos administrativos de Haití, se vio gravemente afectada. Diez aldeas pesqueras, barcos, suministros de pesca y tiendas de semillas para la producción agrícola resultaron destruidas por el Huracán Tomás. La organización también informó que la mayoría de las personas afectadas pidieron suministros para los tejados con el fin de proteger sus casas, además de apoyos para regresar a la actividad pesquera.

La Federación Luterana Mundial anunció que concentrará su respuesta proveyendo alimentos, agua y estuches de higiene personal a unas 1,700 familias y volviendo a poner tejados en los hogares de unas 300 familias, de acuerdo a Megan Bradfield, directora adjunta de Desarrollo Internacional y Respuesta ante Desastres de la ELCA.

La ELCA pidió que sus $50,000 dólares se utilicen “para actividades de ayuda humanitaria en Macaya” en el suroeste de Haití, con la distribución de artículos alimentarios y de otro tipo y para volver a poner tejado en las casas, escribió Bradfield en una carta donde se anunciaba la contribución de la ELCA al representante en Haití de la Federación Luterana Mundial.

Equipos de evaluación de desastres de las Naciones Unidas informaron que los daños globales del huracán a hogares y comunidades en el norte y sur son menores de lo anticipado, con pocos casos de inundaciones graves y pocas carreteras bloqueadas, escribió Bradfield. Los sectores agrícolas son los más afectados, con informes de pérdida de ganado y cosechas, además de la inundación de granjas, escribió, para agregar que la producción de plátanos, cocos, maíz y ñame se ha visto muy afectada en las áreas más castigadas por la tormenta.

La ciudad de Puerto Príncipe sobrevivió al Huracán Tomás con pocos daños, con excepción de un deslizamiento de tierras en Pétion-Ville, informó la Federación Luterana Mundial-Haití.

En respuesta al brote de cólera en Haití y el donativo de $25,000 dólares de la ELCA, la carta de Bradfield explicaba que a “la ELCA le gustaría apoyar los esfuerzos relacionados con la respuesta al actual brote de cólera y la mitigación de su crecimiento, especialmente en Puerto Príncipe y sus alrededores”.

La información sobre las consecuencias del Huracán Tomás en Haití y la respuesta de la ELCA se encuentra en http://www.elca.org/disaster en la página de la ELCA en internet.

Para mayor información sobre noticias, favor de comunicarse con:

John Brooks, director de noticias, al (773) 380-2948, o por correo electrónico a: news@elca.org.

Visite nuestro blog en español para más noticias en: http://blogs.elca.org/noticias/

Facebook: http://www.facebook.com/elcanews Twitter: http://twitter.com/elcanews

Obispo Presidente de la ELCA anuncia nuevo diseño de la organización nacional para el 2011

Posted on Octubre 20, 2010 by noticias

CHICAGO (ELCA) — El Consejo Eclesial de la Iglesia Evangélica Luterana en América (ELCA, por sus siglas en inglés) decidió el 8 de octubre afirmar el concepto de un nuevo diseño de la organización nacional de la ELCA en el 2011, dijo el reverendo Mark S. Hanson, obispo presidente de la ELCA, en un anuncio hecho el 11 de octubre al personal de la organización nacional.  El consejo autorizó a los funcionarios de la organización adoptar las acciones necesarias en cuanto a personal e implementar el nuevo diseño a partir del 1 de febrero de 2011, que es el inicio del próximo año fiscal.

El consejo eliminó resoluciones concurrentes de la Constitución de la ELCA en relación a las unidades de la organización nacional y adoptó nuevas resoluciones concurrentes para implementar el diseño y establecer líneas de responsabilidad, informó Hanson.

El consejo también expresó su agradecimiento al personal de la organización nacional, asegurando que “tendrán en sus oraciones” a los empleados afectados personalmente por una reducción de personal a raíz del nuevo diseño.

“Este nuevo diseño prepara a la organización nacional para realizar una contribución fuerte y vital a los ministerios de esta iglesia y al trabajo de los compañeros por todo el mundo”, dijo Hanson al Servicio Noticioso de la ELCA.  “El nuevo diseño también asume que continuará el apoyo financiero para estos ministerios vitales, y nos posibilita participar en estos ministerios de una forma más flexible y con mayor planificación”.

Los miembros del consejo adoptaron la decisión durante una reunión especial llevada a cabo por medio de conferencia telefónica, siendo la mayor parte de la misma en sesión ejecutiva por implicar al personal.

Actualmente hay 16 secciones y unidades no incorporadas, además de tres oficinas en la organización nacional.  De acuerdo al diseño aprobado por el consejo, habrá tres unidades de la organización nacional y tres oficinas, de acuerdo a la propuesta que hizo llegar Hanson por escrito al consejo.  Los ministerios incorporados de manera independiente continúan.

La implementación del nuevo diseño significará que el personal de la organización nacional, con 358 integrantes incluidos los 270 aquí, en la oficina de la organización nacional, se reducirá en aproximadamente 65 empleados o el equivalente a 60 empleos de tiempo completo, dijo Hanson.  Además, como casi la mitad del presupuesto de apoyo a la misión de Misión Global de la ELCA cubre los costos del personal de misión, las reducciones en las unidades afectarán hasta a cinco miembros del personal de misión actualmente en servicio, explicó el reverendo Rafael Malpica Padilla, director ejecutivo.

El personal afectado directamente por el nuevo diseño será notificado el 11 de octubre con respecto a sus puestos.

“El personal de la organización nacional más directamente afectado por estas decisiones ha servido a esta iglesia con distinción.  Incluso mientras oramos para pedir nuevas oportunidades para su servicio, proseguiremos con nuestros esfuerzos sobre la base del buen trabajo que han realizado”, aseguró Hanson.

Hanson nombró en junio un equipo de diseño del personal de la organización nacional, compuesto por siete personas, para evaluar y proponer cambios en la organización nacional “a la luz de las necesidades cambiantes de misión y ministerio de esta iglesia y de los recursos a disposición de la organización nacional”, escribió.  En especial, Hanson aseguró que la decisión se precipitó por una importante caída en los ingresos para el apoyo a la misión, los cuales provienen de fondos que las congregaciones de la ELCA aportan a la organización nacional y que comparten con los 65 sínodos de la iglesia.

“En el 2008, después de los ajustes por la inflación, el valor de los ingresos para el apoyo a la misión se había reducido a la mitad desde la fundación de esta iglesia en 1988″, escribió Hanson al consejo. “Del 2008 al 2011, la estimación del apoyo a la misión de la organización nacional disminuyó de $65.3 millones de dólares a $48 millones de dólares”.  El trabajo del equipo de diseño se basa en un rango calculado de entre $45 millones de dólares y $48 millones de dólares en ingresos anuales en apoyo a la misión para los próximos tres años, aseguró Hanson.

El equipo de diseño consultó con la Conferencia de Obispos de la ELCA y su comité ejecutivo; comités del Consejo Eclesial; líderes y personal de la organización nacional; el Grupo de Trabajo de Unidos hacia el Futuro (Living into the Future Together, o LIFT) grupo designado con el fin de estudiar la ELCA y hacer recomendaciones para su futuro, y asesores externos.

El Consejo Eclesial considerará decisiones adicionales con respecto al nuevo diseño en la reunión a celebrarse entre el 12 y el 14 de noviembre, y lo mismo hará la Asamblea General de la ELCA en agosto de 2011.

Hanson explicó que el equipo de diseño se centró en dos prioridades de la organización nacional: acompañar a las congregaciones como centro cada vez más importante de la misión evangélica, y desarrollar la capacidad de la ELCA para el testimonio evangélico y el servicio en el mundo con el fin de aliviar la pobreza y trabajar por la justicia y la paz.

Escribió que las metas del equipo de diseño eran diseñar una organización que coopere “de manera efectiva y eficaz” con los compañeros de ministerio, que maximice los recursos por medio de una infraestructura operativa eficiente, que comunique e interprete mejor la efectividad y eficacia de la respuesta de la iglesia al mundo, que aumente la colaboración y responsabilidad y que refleje los valores centrales de la iglesia.

Relaciones interdependientes, clave para el diseño de la organización nacional

“Alcanzar las prioridades de esta iglesia depende de unas sólidas relaciones interdependientes entre las congregaciones, los sínodos, la organización nacional y las agencias e instituciones de esta iglesia”, escribió Hanson en el resumen de su propuesta. “Estas relaciones interdependientes ampliarán la capacidad para la misión de esta iglesia, promoverán la responsabilidad y proporcionarán la mejor administración de los recursos de esta iglesia”.  Agregó que será una prioridad de la organización nacional el contribuir a crear tales relaciones con los compañeros de misión y entre los mismos.

Tres unidades creadas por el nuevo diseño nacional son Misión Congregacional y Sinodal, Misión Global y Fomento de la Misión.  Las resoluciones concurrentes adoptadas por el consejo describen las funciones de cada unidad:

+ Unidad para la Misión Congregacional y Sinodal: La unidad para la Misión Congregacional y Sinodal promoverá y facilitará el trabajo de los sínodos, congregaciones y compañeros con el fin de convertir a las congregaciones en centros vitales para la misión y crear coaliciones y redes para promover la justicia y la paz. Su trabajo incluye crear y revitalizar las congregaciones; desarrollo de liderazgo; proporcionar recursos litúrgicos y de adoración; fortalecer el discipulado; apoyar los ministerios multiculturales y el compromiso de esta iglesia de ser inclusiva; promover las relaciones con compañeros en la educación; facilitar la participación de esta iglesia en la promoción de los derechos humanos, y actividades relacionadas que sirvan a la misión evangélica de sínodos y congregaciones.

+ Unidad para la Misión Global: La unidad de Misión Global proporcionará el apoyo integrado de la obra de esta iglesia en otros países y será el medio por el cual las iglesias en otros países participen en la misión con esta iglesia y sociedad. La unidad de Misión Global creará capacidad y proporcionará apoyo para la misión en las siguientes áreas:

a. Comunidad Global: mantenimiento de relaciones de iglesia con iglesia y los esfuerzos mutuos para el testimonio evangélico, desarrollo del liderazgo, uso compartido del personal de misión y trabajo de colaboración.

b. Formación y Relaciones para la Misión: aprendizaje y crecimiento mutuo con iglesias compañeras, y con los sínodos y congregaciones de la ELCA en el modelo de acompañamiento para la misión; relaciones con sínodos compañeros; adultos jóvenes en la misión global; relaciones con organizaciones luteranas independientes relacionadas con la misión global, y esfuerzos de misión para los compañeros en comunión plena.

c. Diaconía: satisfacer las necesidades humanas y trabajar en colaboración con compañeros para la prosperidad de la comunidad humana por medio de la participación en el desarrollo internacional y la respuesta a los desastres.

+ Unidad para el Desarrollo y Promoción de la Misión: La unidad de servicio de la organización nacional es la unidad de Fomento de la Misión, que será responsable de coordinar la comunicación de esta iglesia, su mercadotecnia, relaciones públicas, financiamiento de la misión, donativos importantes, donativos planificados y la gestión de la base central de datos de la ELCA. También supervisará el trabajo de los siguientes:

a. La revista en inglés The Lutheran

b. La Fundación de la ELCA

Hanson anunció que la Unidad para la Misión Congregacional y Sinodal estará encabezada por el reverendo Stephen P. Bouman, quien actualmente es director ejecutivo de Alcance Evangélico y Misión Congregacional de la ELCA.  También anunció que Malpica Padilla, quien en este momento es el director ejecutivo de la Misión Global de la ELCA, liderará la Unidad de Misión Global, y que el reverendo Howard E. Wennes, quien ha fungido como presidente en funciones de la Universidad Luterana de California en Thousand Oaks y fue obispo del Sínodo del Gran Cañón de la ELCA, será el director ejecutivo interino de la Unidad para el Desarrollo y Promoción de la Misión.

La Oficina del Obispo Presidente asumirá la responsabilidad del discernimiento teológico, incluyendo justicia para las mujeres y estudios. La mayoría del resto de funciones se mantiene sin cambios, al igual que la mayoría de las funciones de la Oficina del Secretario y la Oficina del Tesorero.

Para información acerca de estas y otras noticias, favor de comunicarse con:

John Brooks, director de noticias (773) 380-2958; o por correo electrónico a: news@elca.org

http://www.elca.org/news

facebook: http://www.facebook.com/elcanews

twitter: http://twitter.com/elcanews

Obispo Presidente de ELCA se reúne con líderes eclesiales africanos y asiáticos

Posted on Mayo 28, 2010 by noticias

CHICAGO (ELCA) – Como parte de un compromiso para que la Iglesia Evangélica Luterana en América “se mantenga conectada globalmente”, el Revdo. Mark S. Hanson, Obispo presidente de la ELCA, anunció que se reunió personalmente con líderes de tres iglesias luteranas africanas y el presidente del Consejo Cristiano Chino, en Chicago, la semana pasada, para abordar intereses e inquietudes mutuos.
Hanson se reunió con el Revdo. Wakseyoum Idosa, presidente de la Iglesia Evangélica Etiope Mekane Yesus (EECMY); el  Revdo. Alex Malasusa, Obispo presidente de la Iglesia Evangélica Luterana en Tanzania (ELCT); el  Revdo. Thomas J. Barnett, Obispo de la Iglesia Evangélica Luterana en Sierra Leona (ELCSL); y el  Revdo. Gao Feng, presidente del Consejo Cristiano Chino (CCC).
Las reuniones con Idosa y Malasusa incluyeron pláticas sobre las decisiones respecto a la sexualidad humana de la Asamblea Nacional del 2009 de la ELCA.
La asamblea del 2009 hacía un llamado a corregir las políticas del ministerio de la ELCA, para hacer que fuera posible que los luteranos en relaciones públicamente responsables, de por vida y monógamas con personas del mismo sexo pudieran fungir como miembros del clero y líderes laicos profesionales de la ELCA. El Consejo de la ELCA adoptó las correcciones finales a los documentos de políticas del ministerio el 10 de abril.
El mes pasado, los líderes de las iglesias africanas expresaron una profunda preocupación sobre las decisiones de la asamblea del 2009 y, por separado, de la Iglesia de Suecia, respecto a asuntos de sexualidad. Las dos iglesias africanas expresaron su oposición a los matrimonios entre personas del mismo sexo, poniendo en tela de duda el futuro de la relación de las iglesias compañeras con la ELCA.
Hanson declaró al Servicio Noticioso de la ELCA que él y los dos líderes acordaron mantener en privado el contenido de sus conversaciones continuas. “Creemos que las inquietudes se solucionan mejor a través de la relación entre iglesias más que con declaraciones públicas”, afirmó.
El Obispo presidente de la ELCA comentó que ambas reuniones le brindaron la oportunidad de escuchar de primera mano las inquietudes de ambos líderes. Hanson dijo esperar que la ELCA pueda seguir trabajando con la EECMY y la ELCT “para habilitar la misión de Dios en el mundo”. También refrendó su promesa de respetar las políticas de las iglesias compañeras respecto al envío de personal de la misión o la participación en otros ministerios en cada país.
La reunión de Hanson con Malasusa ocurrió durante una consulta planeada con el personal de la Misión Global de la ELCA, los obispos del sínodo, los representantes de los sínodos compañeros o asociados de la ELCA y otros invitados. Se contó con la asistencia de unas 60 personas.
“La organización nacional de la ELCA, la Misión Global de la ELCA y los representantes de los sínodos compañeros reconocieron los profundos vínculos históricos entre nuestras dos iglesias y nuestro compromiso con la misión”, declaró Hanson. “Al mismo tiempo, reconocimos que la ELCT y su consejo seguirán discerniendo lo que nuestras acciones como asamblea nacional significan para nuestra relación”.
Los 20 sínodos de la ELCT mantienen relaciones compañeras con los sínodos de la ELCA, apuntó Hanson. “Al ver a los socios de la ELCA en esta consulta, percibí lo importante que son estas relaciones en la vida y el ministerio continuos de los sínodos de la ELCA”, expresó.
Hanson también dijo estar agradecido por la visita de Malasusa al Sínodo Grandes Lagos del Norte de la ELCA, un sínodo compañero de la ELCT. Entre otras cosas, Malasusa habló en la ceremonia de graduación de primavera de la Universidad Finlandia, en Hancock, Michigan, una de las 27 universidades de la ELCA.
El  Revdo. Rafael Malpica Padilla, director ejecutivo de Misión Global de la ELCA, señaló que su personal está comprometido a continuar el trabajo y las conversaciones con ambas iglesias en cuestiones relacionadas con la sexualidad humana.
“La unidad de la Misión Global está comprometida con nuestra colaboración continua en proyectos de misión conjuntos en áreas tales como la educación, el desarrollo del liderazgo, el cuidado de la salud y el desarrollo de capacidades. Las relaciones existentes con los sínodos compañeros son vehículos que han profundizado y extendido nuestra relación entre iglesias, en la que nuestra sociedad en el evangelio se vive y se celebra entre nuestros pueblos”, manifestó.

Durante la reunión de Hanson con Barnett y el  Revdo. Kevin S. Kanouse, Obispo del Sínodo del Norte de Texas-Norte de Louisiana, en Dallas, Hanson indicó que Barnett describió el fuerte compromiso de la ELCSL para “brindar un testigo luterano integral en un contexto que aún está formado por la recuperación de una sangrienta guerra civil”.
Entre los aspectos fundamentales para el énfasis actual de la ELCSL se cuentan la conclusión del Centro Jubilee Ministry, en Freetown, Sierra Leona, la capacitación continua de pastores y líderes laicos, y los esfuerzos para consolidar los ministerios diaconales de la iglesia dentro de una nueva organización, Servicios Evangélicos Luteranos de Desarrollo.
Barnett ratificó la relación profunda y perdurable con el Sínodo del Norte de Texas-Norte de Louisiana, la cual ha resultado en incontables oportunidades para compartir el ministerio y las misiones, aseveró Hanson. Tanto Barnett como Kanouse expresaron su apreciación por el nivel actual de colaboración con la unidad de la Misión Global de la ELCA. Señalaron que una asociación tan estrecha “es vital para darle forma a un futuro que refleja las mejores prácticas de acompañamiento”, dijo Hanson.
En una reunión con GAO y otros en la delegación del CCC, durante la misma semana, Hanson se enteró de las inquietudes y el crecimiento en el ministerio en China. “No tenemos pastores suficientes, pero tenemos miles de ministros laicos”, precisó Gao. “Capacitarlos bien es uno de nuestros más grandes retos y necesidades”.
Gao agradeció a la ELCA por su participación en la iglesia en la Provincia de Sichuan, incluida la respuesta a un severo terremoto, en el 2008, comentó Hanson.
La ELCA trabaja junto con la iglesia local en la capacitación de laicos y el ministerio social. Hanson informó que Gao le dijo que el ministerio social es un área de crecimiento en la iglesia china. La ELCA trabaja de cerca con la Iglesia de la Ciudad de Luzhou, en el noreste de Sichuan, que “proporciona al resto de China un modelo de servicios sociales basados en la iglesia”, afirmo Hanson, quien visitará el CCC en China, este verano.
La delegación del CCC realiza una visita a Estados Unidos para explorar las opciones para una segunda exhibición del ministerio bíblico de la iglesia en China, planeada para finales del 2011, anunció Hanson. La ELCA considera las formas en las que puede apoyar esta exhibición que muestra el crecimiento del ministerio en China, concluyó.

CHICAGO (ELCA) – Un grupo de personas luteranas en Galena, Illinois, se congrega en un hotel local. Otro grupo en Elk River, Minnesota, se reúne en una escuela primaria. A pesar de estar en ubicaciones separadas, ambos grupos tienen algo en común: dejaron sus congregaciones principales para iniciar congregaciones nuevas en la Iglesia Evangélica Luterana en América (ELCA).

A principios de este año, miembros de la Iglesia Luterana Central, en Elk River, Minnesota, votaron a favor de concluir su relación con la ELCA, pero algunos miembros de esa congregación buscaron permanecer dentro de la ELCA y han iniciado su propia comunidad de adoración.

“Por ahora, nos llamamos Elk River Lutheran. Podríamos tener un cambio de nombre, pero teníamos que hacer algo rápido. La gente empezó a abandonar Central”, explicó Richard Spyhalski, presidente del comité asesor de Elk River Lutheran.

En marzo del 2010, la unidad del programa de Alcance Evangélico y Misión Congregacional de la ELCA afirmó a Elk River Lutheran como una “nueva misión” en la ELCA.

“Elk River es una congregación en desarrollo”, señaló la Revda. Susan E. Tjornehoi, directora para misiones evangélicas del Sínodo del Área de Minneapolis de la ELCA.

Tjornehoi dijo que los miembros de Elk River son apasionados respecto a su misión y ministerio. “Han pasado de no tener un lugar a llenarlo por completo. La profundidad de su alegría, sus lágrimas de felicidad y el ser el pueblo de Dios les ha liberado para congregarse como comunidad, (emprender) un ministerio e identificarse con la ELCA”.

Elk River Lutheran “tiene la intención de ser una congregación de servicio completo de la ELCA”, afirmó Spyhalski. “Para empezar”, la membresía de la comunidad comprometió el 10 por ciento del presupuesto de Elk River para apoyar a los ministerios de la ELCA, anunció Spyhalski. “Somos muy leales a la marca”.

Spyhalski dijo que se incorporó a Central Lutheran en el 2007, y quedó desilusionado con la congregación. “Central había suspendido ciertos ministerios como la escuela dominical, o había iniciado otras cosas, lo cual había causado que la gente abandonara la congregación”, indicó.

“Para mí, la gota que derramó el vaso fue la respuesta de la congregación a las decisiones de la Asamblea Nacional del 2009 de la ELCA”, aseveró Spyhalski.

La asamblea adoptó una declaración social sobre la sexualidad humana y llamó a realizar correcciones a los documentos de políticas del ministerio, para permitir que las personas luteranas elegibles en relaciones públicamente responsables, monógamas y de por vida con personas del mismo sexo funjan como miembros del clero y líderes laicos profesionales de la ELCA. El Consejo Eclesial de la ELCA adoptó las correcciones a los documentos de políticas del ministerio, el 10 de abril.

Hasta la fecha, menos del 2 por ciento de las 10,396 congregaciones de la ELCA han abandonado oficialmente la denominación, principalmente a raíz de las acciones de la asamblea.

Central puso fin a su afiliación con la ELCA cuando se incorporó a las Congregaciones Luteranas en Misión para Cristo (LCMC, por sus siglas en inglés), en enero.

Los miembros de Central votaron en el 2001 para retirar el 90 por ciento de su benevolencia al Sínodo del Área de Minneapolis y a la organización eclesial de la ELCA como una protesta a “Llamados a una Misión Común”, el acuerdo de comunión plena entre la ELCA y la Iglesia Episcopal. También ese año, la congregación se unió a WordAlone, organización sin fines de lucro con sede en Minnesota.

“Las acciones de la asamblea (del 2009 de la ELCA) fueron la gota que derramó el vaso”, dijo el Revdo. Paul S. Johansson, pastor de Central Lutheran. La membresía de Central deseaba que las políticas del ministerio de la ELCA permanecieran sin cambio.

La membresía de la nueva Elk River es “un buen grupo de personas, que estaban ideológicamente opuestas a la voluntad de la mayoría de Central Lutheran”, apuntó Johansson, y agregó que los miembros de Central recolectaron una ofrenda para apoyar a Elk River Lutheran.

“Estamos tratando de cuidar de la gente que permanece firme con la ELCA”, manifestó el Revdo. Craig E. Johnson, Obispo del Sínodo del Área de Minneapolis de la ELCA.

Para los participantes de Elk River Lutheran, “esto es lo último que quieren hacer, empezar una iglesia nueva, por el trabajo arduo que han realizado para apoyar a su congregación local”, comentó Johnson. “Es una historia triste. Hay una vida nueva pero mucho dolor detrás de ella. Éstas son personas muy valientes quienes están emocionadas por su nueva iglesia”.

Elk River Lutheran “desea ser una congregación con los brazos abiertos”, expresó Spyhalski. “Los participantes disfrutan la adoración porque es alegre”, afirmó, y agregó que la participación ha aumentado de 85 participantes a más de 280, en el Domingo de Resurrección.

Lo mismo se aplica a la membresía de Lord of Love Lutheran, una comunidad de adoración en Galena, Illinois.

“Deseamos ser una congregación con los brazos abiertos”, declaró Nancy Peterson, presidenta del comité de dirección de Lord of Love. “Estamos desarrollando ministerios para tenderle la mano a la gente que no pertenece a una iglesia o que ha sido privada de una iglesia”, señaló. “Queremos ser una congregación acogedora, y no intentamos ser algo más que eso”.

El programa de Alcance Evangélico y Misión Congregacional de la ELCA afirmó a Lord of Love como una nueva misión en la ELCA, en marzo del 2010.

Lord of Love se formó el otoño pasado cuando un grupo de miembros de la iglesia Luterana St. Matthew, en Galena, abandonó su iglesia a raíz de diferencias y la posibilidad de que la congregación abandonara la ELCA, de acuerdo con Peterson.

St. Matthew sigue siendo una congregación de la ELCA.

El potencial de abandonar la ELCA era un problema para algunos de nosotros, dijo Peterson. “Esto causó una división en la congregación, y algunos salimos de St. Matthew”, explicó.

Lord of Love “se ha vuelto mucho más involucrada con la misión y el ministerio de la ELCA, lo cual no sucedía como miembros de St. Matthew, pues nos enterábamos de muy poco sobre el ministerio de la iglesia en general”, indicó Peterson.

“Nosotros, como la comunidad de adoración (de Lord of Love), deseamos estar más alineados con la ELCA en todo su amor y sus ministerios”, comentó.

El Revdo. Frederick W. E. Baltz, pastor de St. Matthew, llamó a la salida de los miembros “irónica, porque algunos de los que se fueron dijeron que St. Matthew era hospitalaria. Creemos que tenemos y siempre hemos tenido los brazos abiertos para recibir a la gente”. Baltz alguna vez fungió como vicepresidente del consejo de directores de WordAlone.

La membresía de St. Matthew está creciendo, aseguró Baltz. “Algunos de nuestros miembros potenciales han dicho que recibimos a todos con los brazos abiertos, en particular a la comunidad gay y lesbiana. Creemos que la Biblia tiene cosas qué decir sobre los estilos de vida y lo que Dios aprueba. Recibimos a todos con los brazos abiertos, aunque no diría que vemos todos los estilos de vida con buenos ojos”, comentó.

“Nuestra congregación no ha llevado a cabo una votación formal para abandonar la ELCA”, reveló Baltz. “Tuvimos pláticas en grupos pequeños después de la asamblea, y el consenso fue que no tomaríamos acciones para salir de la ELCA en este momento”.

En el Sínodo del Norte de Illinois de la ELCA, existen cinco comunidades de adoración autorizadas, dijo el Revdo. Gary M. Wollersheim, Obispo del sínodo. Las comunidades de adoración están autorizadas por los sínodos de la ELCA para responder a la necesidad de contar con una comunidad religiosa luterana local.

“El consejo de nuestro sínodo estableció la meta de apoyar a quienes desean permanecer en la ELCA mientras sus congregaciones están en proceso de irse”, precisó.

Establecer una comunidad de adoración es una manera de ofrecer un lugar para los luteranos que desean permanecer en la iglesia, aseveró Wollersheim. Una comunidad de adoración “les brinda la oportunidad de adorar, orar y contar con un apoyo mutuo mientras determinan lo que Dios les está llamando a hacer y ser en el futuro”, indicó. Algunas de las comunidades de adoración se podrían convertir en “el inicio de nuevas misiones, lo cual es muy emocionante”.

Wollersheim afirmó que Lord of Love está “muy comprometida a ser una comunidad hospitalaria y acogedora para todas las personas”. Dijo que alrededor de la mitad de la comunidad de adoración proviene no sólo de St. Matthew, sino del vecindario, en particular, gente que no ha participado en la iglesia, y vecinos gays y lesbianas que no han estado activos en una iglesia.

Wollersheim informó que la asistencia en las comunidades de adoración autorizadas por el sínodo promedian entre 40 y 60 participantes todos los domingos, y se congregan en lugares que van desde el comedor de una fábrica hasta un hotel, una escuela o un hogar.

Información sobre el Sínodo del Área de Minneapolis de la ELCA se encuentra en http://www.mpls-synod.org y del Sínodo del Norte de Illinois de la ELCA en http://www.nlsynod.org en internet. Información acerca de los Ministerios de Alcance Evangélico y Misión Congregacional de la ELCA se encuentra en http://www.ELCA.org/eocm en el sitio web de la ELCA.

Para información acerca de noticias, favor de comunicarse con:

Melissa Ramírez-Cooper, directora adjunta de noticias,  (773) 380-2956; John Brooks, director de noticias,  (773) 380-2958; o por correo electrónico a: news@elca.org

http://www.elca.org/news

Twitter: http://twitter.com/elcanews

Están resueltas comunidades de la ELCA en ser hospitalarias

Posted on Mayo 28, 2010 by noticias

CHICAGO (ELCA) – Un grupo de personas luteranas en Galena, Illinois, se congrega en un hotellocal. Otro grupo en Elk River, Minnesota, se reúne en una escuela primaria. A pesar de estar en ubicaciones separadas, ambos grupos tienen algo en común: dejaron sus congregaciones principales para iniciar congregaciones nuevas en la Iglesia Evangélica Luterana en América (ELCA).

A principios de este año, miembros de la Iglesia Luterana Central, en Elk River, Minnesota, votaron a favor de concluir su relación con la ELCA, pero algunos miembros de esa congregación buscaron permanecer dentro de la ELCA y han iniciado su propia comunidad de adoración.

“Por ahora, nos llamamos Elk River Lutheran. Podríamos tener un cambio de nombre, pero teníamos que hacer algo rápido. La gente empezó a abandonar Central”, explicó Richard Spyhalski, presidente del comité asesor de Elk River Lutheran.

En marzo del 2010, la unidad del programa de Alcance Evangélico y Misión Congregacional de la ELCA afirmó a Elk River Lutheran como una “nueva misión” en la ELCA.

“Elk River es una congregación en desarrollo”, señaló la Revda. Susan E. Tjornehoi, directora para misiones evangélicas del Sínodo del Área de Minneapolis de la ELCA.

Tjornehoi dijo que los miembros de Elk River son apasionados respecto a su misión y ministerio. “Han pasado de no tener un lugar a llenarlo por completo. La profundidad de su alegría, sus lágrimas de felicidad y el ser el pueblo de Dios les ha liberado para congregarse como comunidad, (emprender) un ministerio e identificarse con la ELCA”.

Elk River Lutheran “tiene la intención de ser una congregación de servicio completo de la ELCA”, afirmó Spyhalski. “Para empezar”, la membresía de la comunidad comprometió el 10 por ciento del presupuesto de Elk River para apoyar a los ministerios de la ELCA, anunció Spyhalski. “Somos muy leales a la marca”.

Spyhalski dijo que se incorporó a Central Lutheran en el 2007, y quedó desilusionado con la congregación. “Central había suspendido ciertos ministerios como la escuela dominical, o había iniciado otras cosas, lo cual había causado que la gente abandonara la congregación”, indicó.

“Para mí, la gota que derramó el vaso fue la respuesta de la congregación a las decisiones de la Asamblea Nacional del 2009 de la ELCA”, aseveró Spyhalski.

La asamblea adoptó una declaración social sobre la sexualidad humana y llamó a realizar correcciones a los documentos de políticas del ministerio, para permitir que las personas luteranas elegibles en relaciones públicamente responsables, monógamas y de por vida con personas del mismo sexo funjan como miembros del clero y líderes laicos profesionales de la ELCA. El Consejo Eclesial de la ELCA adoptó las correcciones a los documentos de políticas del ministerio, el 10 de abril.

Hasta la fecha, menos del 2 por ciento de las 10,396 congregaciones de la ELCA han abandonado oficialmente la denominación, principalmente a raíz de las acciones de la asamblea.

Central puso fin a su afiliación con la ELCA cuando se incorporó a las Congregaciones Luteranas en Misión para Cristo (LCMC, por sus siglas en inglés), en enero.

Los miembros de Central votaron en el 2001 para retirar el 90 por ciento de su benevolencia al Sínodo del Área de Minneapolis y a la organización eclesial de la ELCA como una protesta a “Llamados a una Misión Común”, el acuerdo de comunión plena entre la ELCA y la Iglesia Episcopal. También ese año, la congregación se unió a WordAlone, organización sin fines de lucro con sede en Minnesota.

“Las acciones de la asamblea (del 2009 de la ELCA) fueron la gota que derramó el vaso”, dijo el Revdo. Paul S. Johansson, pastor de Central Lutheran. La membresía de Central deseaba que las políticas del ministerio de la ELCA permanecieran sin cambio.

La membresía de la nueva Elk River es “un buen grupo de personas, que estaban ideológicamente opuestas a la voluntad de la mayoría de Central Lutheran”, apuntó Johansson, y agregó que los miembros de Central recolectaron una ofrenda para apoyar a Elk River Lutheran.

“Estamos tratando de cuidar de la gente que permanece firme con la ELCA”, manifestó el Revdo. Craig E. Johnson, Obispo del Sínodo del Área de Minneapolis de la ELCA.

Para los participantes de Elk River Lutheran, “esto es lo último que quieren hacer, empezar una iglesia nueva, por el trabajo arduo que han realizado para apoyar a su congregación local”, comentó Johnson. “Es una historia triste. Hay una vida nueva pero mucho dolor detrás de ella. Éstas son personas muy valientes quienes están emocionadas por su nueva iglesia”.

Elk River Lutheran “desea ser una congregación con los brazos abiertos”, expresó Spyhalski. “Los participantes disfrutan la adoración porque es alegre”, afirmó, y agregó que la participación ha aumentado de 85 participantes a más de 280, en el Domingo de Resurrección.

Lo mismo se aplica a la membresía de Lord of Love Lutheran, una comunidad de adoración en Galena, Illinois.

“Deseamos ser una congregación con los brazos abiertos”, declaró Nancy Peterson, presidenta del comité de dirección de Lord of Love. “Estamos desarrollando ministerios para tenderle la mano a la gente que no pertenece a una iglesia o que ha sido privada de una iglesia”, señaló. “Queremos ser una congregación acogedora, y no intentamos ser algo más que eso”.

El programa de Alcance Evangélico y Misión Congregacional de la ELCA afirmó a Lord of Love como una nueva misión en la ELCA, en marzo del 2010.

Lord of Love se formó el otoño pasado cuando un grupo de miembros de la iglesia Luterana St. Matthew, en Galena, abandonó su iglesia a raíz de diferencias y la posibilidad de que la congregación abandonara la ELCA, de acuerdo con Peterson.

St. Matthew sigue siendo una congregación de la ELCA.

El potencial de abandonar la ELCA era un problema para algunos de nosotros, dijo Peterson. “Esto causó una división en la congregación, y algunos salimos de St. Matthew”, explicó.

Lord of Love “se ha vuelto mucho más involucrada con la misión y el ministerio de la ELCA, lo cual no sucedía como miembros de St. Matthew, pues nos enterábamos de muy poco sobre el ministerio de la iglesia en general”, indicó Peterson.

“Nosotros, como la comunidad de adoración (de Lord of Love), deseamos estar más alineados con la ELCA en todo su amor y sus ministerios”, comentó.

El Revdo. Frederick W. E. Baltz, pastor de St. Matthew, llamó a la salida de los miembros “irónica, porque algunos de los que se fueron dijeron que St. Matthew era hospitalaria. Creemos que tenemos y siempre hemos tenido los brazos abiertos para recibir a la gente”. Baltz alguna vez fungió como vicepresidente del consejo de directores de WordAlone.

La membresía de St. Matthew está creciendo, aseguró Baltz. “Algunos de nuestros miembros potenciales han dicho que recibimos a todos con los brazos abiertos, en particular a la comunidad gay y lesbiana. Creemos que la Biblia tiene cosas qué decir sobre los estilos de vida y lo que Dios aprueba. Recibimos a todos con los brazos abiertos, aunque no diría que vemos todos los estilos de vida con buenos ojos”, comentó.

“Nuestra congregación no ha llevado a cabo una votación formal para abandonar la ELCA”, reveló Baltz. “Tuvimos pláticas en grupos pequeños después de la asamblea, y el consenso fue que no tomaríamos acciones para salir de la ELCA en este momento”.

En el Sínodo del Norte de Illinois de la ELCA, existen cinco comunidades de adoración autorizadas, dijo el Revdo. Gary M. Wollersheim, Obispo del sínodo. Las comunidades de adoración están autorizadas por los sínodos de la ELCA para responder a la necesidad de contar con una comunidad religiosa luterana local.

“El consejo de nuestro sínodo estableció la meta de apoyar a quienes desean permanecer en la ELCA mientras sus congregaciones están en proceso de irse”, precisó.

Establecer una comunidad de adoración es una manera de ofrecer un lugar para los luteranos que desean permanecer en la iglesia, aseveró Wollersheim. Una comunidad de adoración “les brinda la oportunidad de adorar, orar y contar con un apoyo mutuo mientras determinan lo que Dios les está llamando a hacer y ser en el futuro”, indicó. Algunas de las comunidades de adoración se podrían convertir en “el inicio de nuevas misiones, lo cual es muy emocionante”.

Wollersheim afirmó que Lord of Love está “muy comprometida a ser una comunidad hospitalaria y acogedora para todas las personas”. Dijo que alrededor de la mitad de la comunidad de adoración proviene no sólo de St. Matthew, sino del vecindario, en particular, gente que no ha participado en la iglesia, y vecinos gays y lesbianas que no han estado activos en una iglesia.

Wollersheim informó que la asistencia en las comunidades de adoración autorizadas por el sínodo promedian entre 40 y 60 participantes todos los domingos, y se congregan en lugares que van desde el comedor de una fábrica hasta un hotel, una escuela o un hogar.

Información sobre el Sínodo del Área de Minneapolis de la ELCA se encuentra en http://www.mpls-synod.org y del Sínodo del Norte de Illinois de la ELCA en http://www.nlsynod.org en internet. Información acerca de los Ministerios de Alcance Evangélico y Misión Congregacional de la ELCA se encuentra en http://www.ELCA.org/eocm en el sitio web de la ELCA.

Para información acerca de noticias, favor de comunicarse con:

Melissa Ramírez-Cooper, directora adjunta de noticias,  (773) 380-2956; John Brooks, director de noticias,  (773) 380-2958; o por correo electrónico a: news@elca.org

http://www.elca.org/news

Twitter: http://twitter.com/elcanews

Obispo Presidente de la ELCA se une a llamado para proteger a personas cristianas en Iraq

Posted on Mayo 12, 2010 by noticias

CHICAGO (ELCA) – El Rvdo. Mark S. Hanson, Obispo Presidente de la Iglesia Evangélica Luterana en América (ELCA, por sus siglas en inglés), figuró entre 21 lideresas y líderes religiosos quienes firmaron cartas dirigidas a altas personas funcionarias del Gobierno de Estados Unidos para exhortarles a plantear inquietudes con respecto a la protección de grupos minoritarios en Iraq, incluidos la comunidad cristiana.

Las misivas del 26 de abril, dirigidas a la Secretaria de Estado Hillary Clinton y al Secretario de Defensa Robert M. Gates, fueron enviadas por los líderes y lideresas del Consejo Nacional de Iglesias de Estados Unidos (NCC, por sus siglas en inglés) en nombre de Hanson y otros líderes y lideresas religiosas estadounidenses.

Las y los líderes religiosos se refirieron a “la situación actual de ataques violentos contra grupos minoritarios en Iraq, incluida la comunidad cristiana”.

“Les solicitamos firmemente que planteen esta inquietud con el Gobierno de Iraq, las autoridades provinciales y el liderazgo de las fuerzas de coalición, para exhortarles a tomar todos los pasos posibles para evitar más incidentes de este tipo”, indicaban las misivas.

Las y los líderes religiosos pidieron específicamente a Clinton y Gates trabajar “directamente y con el pueblo iraquí” para proteger a los grupos minoritarios, incluida la comunidad cristiana en Mosul y en otras partes de Iraq; extender la ayuda humanitaria necesaria a las familias desplazadas; y alentar la preservación de la diversidad religiosa y étnica en Iraq.

“La comunidad cristiana en Iraq ha sufrido más de una docena de muertes violentas en lo que va del año, incluido un niño de 3 años quien murió el 27 de marzo, luego de que explotó una bomba colocada junto al hogar de su familia”, escribieron las y los líderes religiosos. “Como ustedes saben, miles de personas cristianas se han visto forzadas a huir de sus hogares por temor a la violencia”.

Las y los líderes religiosos expresaron que su preocupación es realzada por el posible aumento en la tensión, mientras las fuerzas políticas compiten por el poder tras las recientes elecciones. También dijeron temer que “el creciente clima de desconfianza y animosidad amenace todavía más a la frágil comunidad cristiana”.

Entre quienes firmaron las cartas se cuentan el Rvdo. Michael Kinnamon, secretario general del NCC, y la Rvda. Canónica Peg Chemberlin, presidenta del NCC; además de las y los líderes de iglesias en comunión plena con la ELCA:

+ El Rvdo. Geoffrey Black, ministro general y presidente, Iglesia Unida de Cristo

+ El Rvdo. Doug Fromm, asociado para relaciones ecuménicas, Iglesia Reformada en América

+ El Rvdo. Gradye Parsons, secretario general, Oficina de la Asamblea General, Iglesia Presbiteriana (Estados Unidos)

+ Obispa Sharon Zimmerman Rader, oficial ecuménica, Consejo de Obispos, Iglesia Metodista Unida

+ La Rvdma. Katharine Jefferts Schori, Obispa Presidenta y Primada, Iglesia Episcopal

+ El Rvdo. Stephen J. Sidorak, Jr., secretario general, Comisión General sobre Inquietudes de Unidad Cristiana e Interreligiosa, Iglesia Metodista Unida

Copias de las misivas del Consejo Nacional de Iglesias de Estados Unidos se encuentran en su sitio en internet en: http://www.ncccusa.org/news/100427iraqchristians.html.

Para información acerca de noticias, favor de comunicarse con:

Melissa Ramírez-Cooper, directora adjunta de noticias,  (773) 380-2956; John Brooks, director de noticias,  (773) 380-2958; o por correo electrónico a: news@elca.org

http://www.elca.org/news

Twitter: http://twitter.com/elcanews

Obispo Presidente de la ELCA expresa ‘esperanza segura’ para futuro de la iglesia

Posted on Mayo 12, 2010 by noticias

CHICAGO (ELCA) – Las personas luteranas son “un pueblo nacido de nuevo a una esperanza viva mediante la Resurrección de Jesucristo (1 Pedro 1:3)”, expresó el Revdo. Mark S. Hanson, Obispo Presidente de la Iglesia Evangélica Luterana en América (ELCA). A raíz de esos dones de Dios, Hanson dijo que “siente una esperanza segura” para el futuro de la ELCA.

Hanson hizo sus declaraciones durante su informe al Consejo Eclesial de la ELCA, que funge como el consejo de directores de la ELCA y es su autoridad legislativa interina entre las asambleas de toda la iglesia. Se reunió aquí del 9 al 12 de abril.

Al dirigirse a toda la membresía de la ELCA, así como al consejo, Hanson señaló que la palabra de Dios está viva en la ELCA porque “Cristo ha resucitado”. Citó varios ejemplos de cómo la palabra de Dios está obrando en la denominación.

“A través de la palabra viva de Dios, que es tanto ley como evangelio, encontramos la verdad sobre nosotros mismos: que estamos atados al pecado y no podemos librarnos”, declaró Hanson. “Pero también encontramos la palabra liberadora de Dios que nos dice que por Cristo somos perdonados. Estamos reconciliados y reconciliadas no sólo con Dios, sino entre nosotros. Esta palabra viva de Dios nos libera para llevar vidas de fe, para proclamar al Cristo resucitado, para servir a nuestro prójimo y para ir en pos de justicia y paz. Nos libera para abordar el ministerio de la reconciliación. La palabra de Dios está viva en la ELCA porque somos gente de fe”.

Las declaraciones de Hanson fueron hechas en el contexto de las actuales pláticas de la ELCA sobre al autoridad e interpretación de las Escrituras.

La membresía de la ELCA, con 4.6 millones de miembros, se unen a luteranas y luteranos de todo el mundo, quienes afirman que el mensaje central de las Escrituras “son las Buenas Nuevas del amor de Dios y de la obra de salvación en Jesucristo. En ello yace nuestra unidad”, afirmó Hanson.

Al citar al teólogo alemán Dietrich Bonhoeffer, Hanson dijo que las personas cristianas “se pertenecen las unas a los otras sólo por medio de y en Jesucristo”.

“Nos definimos a nosotros mismos primero con base en nuestra relación en Cristo más que por las cosas que nos separan o las personas a las que nos oponemos. Es demasiado fácil en una cultura polarizada y contenciosa crear una identidad con base en las cosas y las personas a las que uno se opone en vez de hacerlo con base en a quién recibimos con los brazos abiertos y con quién pertenecemos”, explicó el Obispo Presidente.

Hanson indicó que el compromiso perdurable de la ELCA con las relaciones ecuménicas es la razón por la que encabezó a una delegación oficial de 12 personas miembros de la ELCA, a principios de este año, para visitar a los líderes anglicanos, ortodoxos y católicos del mundo en Europa. Entre los líderes con los que se reunió la delegación figuran el Rvdmo, Rowan D. Williams, Arzobispo de Canterbury y líder de la comunión anglicana, en Londres; Su Toda Santidad el Patriarca Ecuménico Bartolomé I, líder mundial ortodoxo, en Estambul; y el Papa Benedicto XVI, líder de la Iglesia Católica, en Ciudad del Vaticano.

“Escuchamos de todos ellos palabras sinceras de gratitud por nuestras relaciones cada vez más profundas, y escuchamos claras declaraciones públicas de compromiso con nuestros diálogos en progreso”, aseveró Hanson. “Tuvimos conversaciones muy francas y abiertas sobre las acciones de la Asamblea Nacional de la ELCA del 2009 con respecto a la sexualidad humana”. Las diferencias sobre la sexualidad no fueron minimizadas en las pláticas, ni tampoco hubo algún deseo de menospreciar los lazos, narró Hanson, agregando que los líderes eclesiásticos hablaron sobre “renovar nuestro compromiso para profundizar el entendimiento entre unos y otros”.

Hanson fue acompañado en su viaje por los miembros del consejo Deborah L. Chenoweth, de Hood River, Oregon; la Rvda. Susan Langhauser, de Olathe, Kansas; y el Rvdo. Steven P. Loy, de Las Cruces, Nuevo México.

De acuerdo con el Secretario de la ELCA, David D. Swartling, más de 220 de las 10,239 congregaciones de la ELCA han tomado con éxito primeros votos para abandonar la ELCA antes de posiblemente tomar un segundo voto final para irse. Ya que la ELCA se define a sí misma con base en “nuestra relación en Cristo por medio de la fe”, dijo Hanson, cuando una congregación vota por irse o un pastor renuncia, entonces la iglesia, su misión y su unidad son “reducidas”. Cuando se van miembros de una congregación, “recordemos que aún somos hermanos y hermanas por medio de la muerte y Resurrección de Cristo”, señaló. Además, exhortó a las y los miembros a hablar bien de quienes se iban e interpretar sus acciones de la mejor forma posible.

La ELCA anunció recientemente que establecerá 41 congregaciones nuevas este año, muchas en comunidades de inmigrantes. “La ELCA está comprometida a sembrar la iglesia, no a sacarla de raíz”, expresó Hanson. Agregó que los sínodos, las congregaciones, las y los líderes emprendedores y otras personas se cuentan entre quienes siembran.

Al responder a críticas de iglesias asociadas en África, Hanson anunció que la ELCA sigue otorgando subvenciones a iglesias asociadas para promover la misión de Dios, proclamar el Evangelio y restaurar comunidades. El apoyo de las subvenciones “no es para obligar a las iglesias compañeras a que nos tengan alguna especie de lealtad”, aseguró, en respuesta a comentarios recientes del obispo presidente de la Iglesia Evangélica Luterana en Tanzania.

Hanson también comentó otros temas en este informe:

+ Recientemente le envió una carta al Papa Benedicto XVI en la que le expresa su compromiso para orar por él, por la Iglesia Católica y por todas las víctimas de abuso sexual. “Amigos y amigas, el azote de los abusos sexuales del clero no debe ser tolerado por nadie ni por ninguna iglesia”, declaró.

+ Miembros de la ELCA aportaron casi 9 millones de dólares para los esfuerzos de ayuda y recuperación en Haití tras el terremoto de enero. Dijo que cada dólar dado es puesto a trabajar en Haití gracias a los esfuerzos de la ELCA para ser buenas y buenos administradores del apoyo que se recibe para la misión.

+ Hanson le dio la bienvenida a la Rvda. Susan C. Johnson, Obispa Nacional de la Iglesia Evangélica Luterana en Canadá (ELCIC, por sus siglas en inglés), quien asistió a la reunión del consejo.  Johnson anunció que la ELCIC dará a conocer el borrador de una declaración social sobre sexualidad humana, esta semana. También dijo que la iglesia ha perdido poco a poco su capacidad para “convocar a la gente a un discipulado real”, y, en respuesta, llama a una “renovación espiritual” en la ELCIC.

Agregó que tanto en la ELCA como en la ELCIC, hay valor y enojo entre la membresía. “Mi preocupación es que el enojo esté fundado en la desesperanza. Mi oración es que podamos ser iglesias que proclamen la esperanza, y que podamos utilizar la oración y el Evangelio para proclamar la esperanza”, declaró Johnson.

Para mayor información sobre noticias, comuníquese con:

Melissa Ramírez Cooper, directora adjunta de noticias, al (773) 380-2956; o John Brooks, director de noticias, al (773) 380-2958, o o por correo electrónico a: news@elca.org

http://www.elca.org/news

Twitter: http://twitter.com/elcanews

Luteranos inspirados en Días de Promoción Ecuménica de los Derechos Humanos

Posted on Abril 12, 2010 by noticias

WASHINGTON (ELCA) — Más de 80 miembros de la Iglesia Evangélica Luterana  en América

(Haga clic para ampliar la imagen) La participante de EAD, Katy Fiedler, a la derecha, habla con Paige Herwig, asesora de la senadora federal estadounidense Amy Klobuchar (demócrata por Minnesota) sobre la necesidad de una reforma de la inmigración.

(ELCA por sus siglas en inglés) se reunieron en Washington con más de 700 personas de fe para adorar, estudiar y dialogar sobre los problemas de la migración y los refugiados en el octavo evento anual de Días de Promoción Ecuménica de los Derechos Humanos (EAD por sus siglas en inglés) para la Paz Global con Justicia, entre el 19 y el 22 de marzo.

El tema de la conferencia de este año, “Un lugar al cual llamar hogar: inmigrantes, refugiados y personas desplazadas”, se enfocó en moldear las políticas estadounidenses para la inmigración y los refugiados y exploró las causas de raíz de la migración y el desplazamiento.

EAD está apoyada por 45 comuniones, sociedades religiosas y grupos. La ELCA es uno de los principales patrocinadores del evento.

“EAD me da más energía en problemas nuevos que no entendía antes o que no conocía totalmente. Tenemos que saber que sí tenemos voz y que podemos hacer la diferencia”, dijo Paul Buck, participante en EAD y miembro de la Iglesia Luterana Normandale en Edina, Minnesota, una congregación de la ELCA.

Katy Fiedler, participante en EAD y miembro de la Iglesia Luterana Wooddale en St. Louis Park, Minnesota, era estudiante en Luther College en Decorah, Iowa, cuando tuvo lugar una redada de inmigración en Postville, Iowa. Conocía a muchas de las familias afectadas por la redada. Luther College es una de las 27 facultades y universidades de la ELCA. Wooddale es una congregación de la ELCA.

“Me pareció muy personal que estas personas que fueron detenidas, arrestadas y separadas de sus familias eran personas que yo conocía. Hay tantas circunstancias que traen a los inmigrantes a este país”, dijo Fiedler, quien enseñaba inglés como segundo idioma en una preparatoria y trabajaba en una guardería en el área de Postville.

Fiedler asistió a EAD con amigos que participan en esfuerzos por la paz en Oriente Medio.

En EAD “tenemos la posibilidad de explorar diferentes sendas y problemas que nos parecen importantes pero que, al final, llevan a la necesidad de una reforma migratoria”, explicó.

Los participantes se reunieron con sus representantes en el Congreso y el personal de éstos el 22 de marzo para hablar de las maneras de abordar preocupaciones globales como las cuestiones de la migración y los refugiados por medio de leyes o prioridades presupuestales.

“Quiero llevar la  historia de Postville (a los miembros del Congreso) y compartir cómo me influyó esa experiencia como persona… y compartir la necesidad de una reforma. Quiero trabajar por los valores de la comunidad, la nación y mi fe para mostrar que las personas sí se preocupan de que nuestra nación haga cambios”, dijo Fiedler.

EAD también coincidió con una marcha por la inmigración, “Marcha por América: se necesita valor y fe para cambiar”, frente al Capitolio de los EE.UU. Muchos participantes en EAD se encontraban entre las más de 200,000 personas que asistieron a la marcha el 21 de marzo.

De acuerdo con el Revdo. Jack Eggleston, director de misión evangélica, Sínodo del Sureste de Michigan de la ELCA y participante de EAD, la marcha fue uno de los momentos más memorables de EAD porque pudo estar al lado de personas que quizás sean indocumentadas, sabiendo que la reforma migratoria está afectando sus vidas.

“Podemos tener un efecto en las leyes para que las personas sean tratadas con justicia”, dijo Eggleston, para agregar que tiene pensado compartir sus experiencias sobre la marcha y EAD “de vuelta a casa para que otros participen”.

“Fue realmente impresionante ver a tantas personas reunidas frente al Capitolio”, dijo Buck. “Hay tantos manifestándose que están aquí. Quieren formar parte de Estados Unidos y la cultura estadounidense. Están aquí en busca de una vida mejor. No son criminales”.

La Oficina en Washington de la ELCA organizó una recepción abierta para miembros de la ELCA con el Servicio Luterano de Inmigración y Refugiados, Servicios Luteranos en América y Ayuda Luterana Mundial.  Los miembros también asistieron a una comida denominacional y una presentación por parte del personal de la Oficina en Washington de la ELCA y del Servicio Luterano de Inmigración y Refugiados.

Días de Promoción Ecuménica de los Derechos Humanos es un movimiento de la comunidad ecuménica cristiana. Su meta, por medio de la adoración, la reflexión teológica y las oportunidades de educación y testimonio, es fortalecer la voz cristiana de los ciudadanos movilizados a favor de la promoción alrededor de una amplia variedad de cuestiones de política nacional e internacional en Estados Unidos, de acuerdo con su sitio en internet.

Información acerca de Días de Promoción Ecuménica de los Derechos Humanos se encuentra en http://advocacydays.org en el sitio en internet.

Para información acerca de noticias, favor de comunicarse con:

Melissa Ramírez-Cooper, directora adjunta de noticias,  (773) 380-2956; John Brooks, director de noticias,  (773) 380-2958; o por correo electrónico a: news@elca.org

http://www.elca.org/news

Twitter: http://twitter.com/elcanews