Noticias de la Iglesia Evangélica Luterana en América (ELCA)

Las últimas novedades sobre el ministerio y misión de la ELCA

ELCA y luteranos haitianos son “pueblo de la resurrección”, dice obispo presidente

Posted on Abril 1, 2011 by noticias

ITASCA, Ill. (ELCA) — Los miembros de la Iglesia Evangélica Luterana en América (ELCA por sus siglas en inglés) y de la Iglesia Evangélica Luterana de Haití son el “pueblo de la resurrección” de Jesucristo, dijo el reverendo Mark S. Hanson, obispo presidente de la ELCA, en un informe del 5 de marzo ante la Conferencia de Obispos de la ELCA.
Hanson visitó Haití el 21 y 22 de febrero y su anfitrión fue el reverendo Joseph Livenson Lauvanus, presidente de la Iglesia Evangélica Luterana de Haití.
La Conferencia de Obispos de la ELCA celebró su asamblea de primavera en Itasca entre el 3 y el 8 de marzo. La conferencia está integrada por los 65 obispos sinodales de la iglesia más el obispo presidente de la ELCA y el secretario de la ELCA.
Mientras se encontraba en Haití, Hanson visitó varios proyectos respaldados por la ELCA y mantuvo conversaciones sobre el futuro de la nación caribeña. Los miembros de la ELCA donaron más de $12.6 millones de dólares para las obras de ayuda humanitaria y desarrollo en Haití tras el devastador terremoto de enero de 2010.  La información sobre la visita del obispo presidente a Haití se encuentra en http://www.ELCA.org/News/Releases.asp?a=4720 en el sitio en Internet de la ELCA.
Durante la visita, Lauvanus le dijo a Hanson: “No vamos a ser definidos por los escombros sino por la restauración, porque somos un pueblo de la resurrección”.
“Esa declaración desafiante, esa proclamación del Evangelio se me vino a la mente una y otra vez mientras pasabamos sobre los escombros”, dijo Hanson a la conferencia. Mencionó específicamente varios proyectos financiados por la ELCA y que se están desarrollando en Haití, como la formación de equipos comunitarios de salud que estabilizan a las personas que sufren del cólera, las transportan a los hospitales y ayudan a desinfectar sus hogares; la reconstrucción de la Iglesia Luterana de la Redención, Carrefour, que fue dañada por el terremoto y que Hanson dice que es ahora “una comunidad de fe que se ha recuperado y que crece en adoración”; un proyecto para proporcionar gallinas ponedoras a los haitianos con lo que contribuir a generar ingresos, y un centro de capacitación vocacional a construirse a partir del armazón de una antigua fábrica de azúcar.
Hanson aseguró que el pueblo de la ELCA es “un pueblo de la resurrección” al acompañar a los miembros de la Iglesia Evangélica Luterana de Haití.
En referencia a la Asamblea de la Organización Nacional de 2011, a celebrarse en agosto, el obispo presidente de la ELCA dijo que el tema será “Freed in Christ to Serve” (Liberados en Cristo para Servir).
“‘Liberados en Cristo para Servir’ es más que un tema para la asamblea. Expresa la base de nuestra fe. Nuestra libertad es la obra de Dios ya cumplida por medio de la muerte y resurrección de Cristo”, explicó.
Los miembros de la ELCA, dijo Hanson, son “‘Liberados en Cristo’ para unirse los unos con los otros por medio de las aguas del bautismo, trabajando para hacer visible nuestra unidad en Cristo, sirviendo juntos la propia verdad evangélica por medio de la cual se produce esa liberación, sirviendo juntos a nuestro prójimo, cuidando juntos de la creación de Dios”.
En comentarios sobre el reciente lanzamiento de la propuesta de pronunciamiento social, Genetics, Faith and Responsibility (Genética, fe y responsabilidad), Hanson aseguró que los miembros de la ELCA “están llamados a vivir en esas intersecciones donde se encuentran la fe y la vida”. Casi la mitad de las 10,000 congregaciones de la ELCA se encuentran en zonas rurales o en comunidades de menos de 10,000 personas, dijo. Los granjeros viven sus vocaciones alimentando a un mundo con hambre, cuidando la creación de Dios y proveyéndoles a sus propias familias y comunidades, explicó Hanson.
“También sabemos que el fantástico crecimiento en conocimiento científico, tecnología y maquinaria ha cambiado drásticamente la agricultura. Los esfuerzos colectivos de las ciencias de la genética y de las nuevas tecnologías han generado enormes beneficios y perspectivas de futuro, pero también sabemos que son fuente de un gran riesgo y ambigüedad”, dijo Hanson a los obispos. “¿No es maravilloso que, como personas de fe ‘Liberadas en Cristo para Servir’, podamos reunirnos como iglesia, no para decirles a los granjeros cómo trabajar la tierra, no para decirles a los científicos cómo hacer sus investigaciones, sino como mayordomos innovadores, llamados a laborar por la prosperidad de la vida, para que juntos podamos hacer esas preguntas morales inquisitivas?”
Los obispos examinaron el pronunciamiento social y enviarán sus comentarios al Consejo Eclesial de la ELCA, que se reúne el próximo mes.  El consejo también examinará la propuesta de pronunciamiento social y la remitirá a la Asamblea General de la ELCA de agosto para que se tome una decisión.
Hanson dio las gracias a los obispos por la forma en que “mantienen la centralidad del Evangelio” y dio las gracias al personal de la organización nacional durante un periodo de transición hacia una nueva estructura de la iglesia.
Los obispos también escucharon otros informes de funcionarios de la organización nacional de la ELCA.
Christina Jackson-Skelton, tesorera de la ELCA, dijo que las cifras financieras preliminares, sin auditar, mostraban que la organización registraba unos ingresos operativos netos de $2.6 millones de dólares para el año fiscal que concluyó el 31 de enero. Los ingresos operativos corrientes fueron de $66.8 millones de dólares, con $64.2 millones de dólares en gastos, informó. La mayoría de esos ingresos procede de fondos de apoyo a la misión enviados por las congregaciones a la organización nacional por medio de los sínodos. El apoyo a la misión para 2010 fue de $52.6 millones de dólares, $1.6 millones más que el presupuesto revisado, informó. El otoño pasado, el Consejo Eclesial de la ELCA redujo la previsión para el apoyo a la misión y la autorización de gastos en base a las proyecciones.
Jackson-Skelton dijo que los miembros donaron $17.7 millones de dólares con destino al Programa de la ELCA para Aliviar el Hambre Mundial en 2010, frente a un presupuesto de $18.7 millones de dólares. Aunque las donaciones al Programa para Aliviar el Hambre Mundial estuvieron por debajo de las expectativas durante gran parte del año, un último trimestre de gran fuerza ayudó a la ELCA a cumplir la mayor parte de sus compromisos con aquellos de sus asociados que dependen de los fondos de subvención del Programa para Aliviar el Hambre Mundial, informó.
Aunque reconoció que los últimos dos años han sido una fuente de importantes retos financieros, Jackson-Skelton aseguró que la organización nacional “se encuentra en una muy buena posición para 2011″. Jackson-Skelton dijo tener confianza en el plan presupuestario para 2011, agregando que la organización nacional no espera realizar recortes en el plan presupuestario aprobado en noviembre del año pasado por el Consejo Eclesial de la ELCA, ni tampoco implementar un plan de reducción de gastos.
David D. Swartling, secretario de la ELCA, informó que a la fecha del 1 de febrero de este año, 374 congregaciones, aproximadamente el 3.7 por ciento de todas las congregaciones de la ELCA, han completado el proceso de exigencia constitucional para abandonar la denominación desde agosto de 2009. Esas congregaciones representa a aproximadamente 196,000 miembros bautizados.
De agosto de 2009 al presente, la organización nacional de la ELCA también ha aprobado el arranque de 70 congregaciones nuevas. De las aprobadas, 61 cuentan con un desarrollador de misión y están consolidando sus ministerios, de acuerdo a la Misión Congregacional y Sinodal de la ELCA. Más de la mitad de los nuevas misiones sirven a congregaciones nacionales africanas, afroamericanas, nativas americanas, isleñas de la cuenca Asia/Pacífico, latinas y multiculturales.

Sobre la Iglesia Evangélica Luterana en América (ELCA)

La ELCA es una de las mayores denominaciones cristianas en Estados Unidos, con aproximadamente 4.5 millones de miembros en más de 10,000 congregaciones repartidas por los 50 estados y en la región del Caribe. Conocida como la iglesia de “La obra de Dios. Nuestras manos”, la ELCA enfatiza la gracia salvadora de Dios por medio de la fe en Jesucristo, la unidad entre el pueblo cristiano y el servicio en el mundo. Las raíces de la ELCA se encuentran en los escritos de Martín Lutero,  reformador alemán de la iglesia.

 

Para información sobre noticias comuníquese con:
John Brooks, (773) 380-2958, news@elca.org
http://www.elca.org/news
Facebook: http://www.facebook.com/elcanews
Twitter: http://twitter.com/elcanews

Twitter en español: http://twitter.com/notiluteranas

 

 

ELCA inicia respuesta a terremoto y maremoto en el Pacífico

Posted on Marzo 12, 2011 by noticias

CHICAGO (ELCA) — La Iglesia Evangélica Luterana en América (ELCA por sus siglas en inglés) está dando respuesta a un enorme terremoto y maremoto que el 11 de marzo provocó una considerable pérdida de vidas humanas y propiedades en Japón. El temblor registró su epicentro cerca de la ciudad de Sendai, en el centro norte de Japón, con una población de 1 millón de habitantes.
Según informes en los medios de comunicación, han muerto cientos de personas y cientos más se encuentran desaparecidas. Olas de hasta siete pies de altura, provocadas por el maremoto, llegaron a Hawái aunque no existen informes de daños importantes en ese archipiélago.
La ELCA cuenta con 22 misioneros que prestan sus servicios en Japón, los cuales trabajan en asociación con la Iglesia Evangélica Luterana en Japón. Muchos de los misioneros de la ELCA en Japón han comunicado que se encuentran a salvo, manifestó el reverendo Y. Franklin Ishida, director de programas de la ELCA para la Oficina Continental Asia-Pacífico.
Ishida, quien se encuentra asistiendo a una conferencia en Malasia, explicó en un correo electrónico que se encontraba sentado al lado del reverendo Sumiyuki Watanabe, presidente de la Iglesia Evangélica Luterana en Japón, cuando llegaron las noticias del terremoto y maremoto. Externó que el “primer pensamiento (de Watanabe) fue para la Iglesia Luterana de Sendai”, pero no hubo una comunicación inmediata debido a los apagones de luz y las interrupciones en el servicio de telefonía celular en la zona.
De acuerdo a Ishida, la ELCA cuenta con misioneros que están prestando sus servicios en un seminario cristiano en Tokio y con pastores que están sirviendo a una congregación luterana también en Tokio. Los misioneros de la ELCA prestan sus servicios en la isla meridional de Kyushu, proporcionando servicios parroquiales y de capellanía, así como de enseñanza en la Universidad Luterana de Kyushu.
La Iglesia Evangélica Luterana en Japón opera escuelas y otros programas que proporcionan enseñanza del idioma inglés como parte del ministerio de la iglesia. Hay 10 misioneros de la ELCA que prestan sus servicios en el programa “J3″ de la iglesia local, para enseñar inglés y servir en las congregaciones locales, dijo Ishida. “J3″ hace referencia al compromiso de tres años del programa.
Abundó que cinco de los misioneros J3 se encontraban en Tokio cuando el terremoto y maremoto dejó sentir sus efectos.
“En la primera hora recibimos solicitudes de oración de nuestras iglesias asociadas. Si desean solidarizarse con ellas por medio de su apoyo financiero, les animo a donar por medio de la Respuesta de la ELCA ante Desastres. Los donativos designados para el fondo destinado al Terremoto y Maremoto del Pacífico se utilizarán completamente —el 100 por ciento— para la respuesta a este desastre”, aseguró el reverendo Daniel Rift, director del Programa de la ELCA para Aliviar el Hambre Mundial y de Respuesta ante Desastres.

Las contribuciones en forma de donativos financieros para el Terremoto y Maremoto del Pacífico se pueden realizar por medio del sitio en Internet de la ELCA. Los donativos por medio de tarjeta de crédito se pueden realizar llamando al 1-800-638-3522. Los donativos designados para el Terremoto y Maremoto del Pacífico también se pueden enviar a: Respuesta de la ELCA ante Desastres, 39330 Treasury Center, Chicago, IL 60694-9300.

También se pueden enviar donativos a la Respuesta de la ELCA ante Desastres destinados a donde mayor sea la necesidad, haciendo posible que la ELCA responda donde más se necesite la ayuda en todo el mundo y en EE.UU.

La información sobre la Iglesia Evangélica Luterana en Japón se encuentra en http://www.ELCA.org/japan, en el sitio en Internet de la ELCA.

Sobre la Iglesia Evangélica Luterana en América (ELCA por sus siglas en inglés)

La ELCA es una de las mayores denominaciones cristianas en Estados Unidos, con aproximadamente 4.5 millones de miembros en más de 10,000 congregaciones repartidas por los 50 estados y en la región del Caribe. Conocida como la iglesia de “La obra de Dios. Nuestras manos”, la ELCA enfatiza la gracia salvadora de Dios por medio de la fe en Jesucristo, la unidad entre el pueblo cristiano y el servicio en el mundo. Las raíces de la ELCA se encuentran en los escritos de Martín Lutero,  reformador alemán de la iglesia.

 

Para información sobre noticias comuníquese con:
John Brooks, (773) 380-2958, news@elca.org
http://www.elca.org/news
Facebook: http://www.facebook.com/elcanews
Twitter: http://twitter.com/elcanews

Twitter en español: http://twitter.com/notiluteranas

 

ELCA contribuye con $75,000 a la ayuda para Haití por el huracán y para la prevención del cólera

Posted on Noviembre 12, 2010 by noticias

CHICAGO (ELCA) — La Iglesia Evangélica Luterana en América (ELCA por sus siglas en inglés) se ha comprometido a entregar $50,000 dólares en fondos para desastres internacionales a la Federación Luterana Mundial para que los use en necesidades inmediatas en Haití tras el paso del Huracán Tomás. También contribuyó con $25,000 dólares del Fondo de la ELCA para el Terremoto en Haití para fines de prevención del cólera, que es el resultado de las deficientes condiciones de vida que sufren los supervivientes del terremoto.

Aproximadamente 1.3 millones de personas en Haití todavía viven en carpas o bajo lonas de plástico. Ellos son los desplazados por el terremoto de enero de 2010 que destruyó comunidades enteras en la parte occidental del país y dejó a su paso más de 230,000 muertos.

El Departamento Haitiano de Protección Civil informó el 8 de noviembre que el Huracán Tomás dejó 20 muertos y al menos 36 lesionados, además de siete desaparecidos. Casi 32,000 personas buscaron protegerse de la tormenta en refugios temporales como escuelas, iglesias y edificios públicos.

Los daños más graves parecen haberse dado en el suroeste de Haití, donde la Federación Luterana Mundial-Haití informó que la totalidad de la costa de Grand’Anse, uno de los 10 distritos administrativos de Haití, se vio gravemente afectada. Diez aldeas pesqueras, barcos, suministros de pesca y tiendas de semillas para la producción agrícola resultaron destruidas por el Huracán Tomás. La organización también informó que la mayoría de las personas afectadas pidieron suministros para los tejados con el fin de proteger sus casas, además de apoyos para regresar a la actividad pesquera.

La Federación Luterana Mundial anunció que concentrará su respuesta proveyendo alimentos, agua y estuches de higiene personal a unas 1,700 familias y volviendo a poner tejados en los hogares de unas 300 familias, de acuerdo a Megan Bradfield, directora adjunta de Desarrollo Internacional y Respuesta ante Desastres de la ELCA.

La ELCA pidió que sus $50,000 dólares se utilicen “para actividades de ayuda humanitaria en Macaya” en el suroeste de Haití, con la distribución de artículos alimentarios y de otro tipo y para volver a poner tejado en las casas, escribió Bradfield en una carta donde se anunciaba la contribución de la ELCA al representante en Haití de la Federación Luterana Mundial.

Equipos de evaluación de desastres de las Naciones Unidas informaron que los daños globales del huracán a hogares y comunidades en el norte y sur son menores de lo anticipado, con pocos casos de inundaciones graves y pocas carreteras bloqueadas, escribió Bradfield. Los sectores agrícolas son los más afectados, con informes de pérdida de ganado y cosechas, además de la inundación de granjas, escribió, para agregar que la producción de plátanos, cocos, maíz y ñame se ha visto muy afectada en las áreas más castigadas por la tormenta.

La ciudad de Puerto Príncipe sobrevivió al Huracán Tomás con pocos daños, con excepción de un deslizamiento de tierras en Pétion-Ville, informó la Federación Luterana Mundial-Haití.

En respuesta al brote de cólera en Haití y el donativo de $25,000 dólares de la ELCA, la carta de Bradfield explicaba que a “la ELCA le gustaría apoyar los esfuerzos relacionados con la respuesta al actual brote de cólera y la mitigación de su crecimiento, especialmente en Puerto Príncipe y sus alrededores”.

La información sobre las consecuencias del Huracán Tomás en Haití y la respuesta de la ELCA se encuentra en http://www.elca.org/disaster en la página de la ELCA en internet.

Para mayor información sobre noticias, favor de comunicarse con:

John Brooks, director de noticias, al (773) 380-2948, o por correo electrónico a: news@elca.org.

Visite nuestro blog en español para más noticias en: http://blogs.elca.org/noticias/

Facebook: http://www.facebook.com/elcanews Twitter: http://twitter.com/elcanews